Definitivamente, el dragado del Guadalquivir no se ejecutará por no cumplir con la DIA

dragado

La secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, ha confirmado en el Senado que los planes de dragado de profundización del río Guadalquivir no van a llevarse a cabo porque el proyecto no cumple con las condiciones que estableció la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

“No hay ninguna intención de ejecutarlo porque no cumple con las condiciones que estableció a DIA”, ha incidido esta responsable del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Alta en respuesta a una pregunta de la senadora de Unidos Podemos Maribel Mora.

Mora había reclamado al Ministerio una respuesta “contundente” y que dijera que “rechaza inequívocamente” seguir adelante con un proyecto que ha calificado de “bochornoso” y ha señalado que la Unesco advirtió a España de que si seguía adelante con él “se nos iba a sacar de la Lista de Patrimonio de la Humanidad”.

“El proyecto actual no cumple con las condiciones que estableció la DIA en su momento y, por lo tanto, no puede a ejecutarse, no hay ninguna intención de hacerlo”, ha aclarado García, que ha señalado que así se informó también a la Unesco en el informe que se le remitió en noviembre del año pasado.

Ese informe remitido al organismo internacional también recogía que, con los antecedentes conocidos, especialmente las conclusiones de la Comisión Científica, los fundamentos de la sentencia del Tribunal Supremo, el posicionamiento del Comité de Patrimonio Mundial y la valoración del órgano de participación y de gestión del espacio natural, el proyecto no se autorizaría, ha mantenido García.

En lo referente al Tribunal Supremo, ha recordado que anuló la medida del dragado incluida en el Plan Hidrológico del Guadalquivir aprobado por Real Decreto en el año 2013 porque no incluía la justificación del mismo para favorecer el acceso de buques mayores que los que actualmente pueden entrar en el Puerto de Sevilla.

De la misma forma, García ha señalado que en el plan hidrológico de segundo ciclo de la cuenca del Guadalquivir se recogieron las modificaciones necesarias para cumplir con la sentencia del Supremo y ha añadido que el plan “es fruto del consenso” y que, “entre otros muchos respaldos, contó con el de la Junta”.

“Insisto que el proyecto debió observar unos requisitos que estableció la DIA y que no observa, por lo tanto no puede llevarse a cabo”, ha recalcado la secretaria de Estado.

En su intervención también ha trasladado que, pese a no ser una competencia del Ministerio al que pertenece, el proyecto de presupuestos de Puertos del Estado para 2017 ha suprimido de sus previsiones lo referente al proyecto de profundización.

(Fuente: Sevilla Directo)

La Autoridad Portuaria de Sevilla abandona el proyecto

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ha anunciado que la APS abandona el proyecto del dragado en profundización del río Gualdalquivir e inicia una nueva estrategia basada en la sostenibilidad ambiental, en la que “la mejora de las condiciones del estuario es un objetivo permanente tanto como la mejora de la navegabilidad”.

Según Gracia, ha quedado claro que la sostenibilidad ambiental condiciona la sostenibilidad de la actividad portuaria, por lo que se ha optado por una nueva estrategia en la que la mejora de la navegabilidad y del calado del canal del puerto se supeditará a las condiciones ambientales. Parte esencial de esta nueva estrategia estará en los estudios científicos sobre el estuario que permitirá una mejora y optimización de la navegabilidad, especialmente por las mareas.

Además, propondrá tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía la elaboración de un plan de gestión integral del estuario, que pueda llevarse ante las autoridades de la Unión Europea y la Unesco, teniendo en cuenta la importancia del propio puerto y de Doñana.

El proyecto del dragado en profundización, que data de 1999, “técnicamente no está actualizado”, ofrece dificultades de ejecución, especialmente tras el informe del Comité Científico y tras los diferentes recursos jurídicos, hay oposición de grupos ecologistas, de agrocultores, de la UE e incluso de la Unesco, el proyecto de márgenes de la Junta no había sido informado… Todo obliga a “un replanteamiento completo del proyecto” e iniciar una nueva estrategia, con su hoja de ruta.

Así, Gracia ha anunciado que se darán una serie de pasos, en el que el primero de ellos serán “la suspensión formal del proyecto del dragado y de todas sus obras”, mientras que el segundo será la “ampliación del conocimiento científico del estuario”, de forma que los resultados de los estudios que se están realizando y que prevén que finalicen en mayo orienten la gestión integral del espacio.

La tercera apuesta, que no menos importante, es la elaboración de un programa de optimización de la navegación para recuperar el calado de la dársena, se monitorice el estado del estuario y se aprovechen las dobles mareas, ya que los estudios parecen indicar que pueden mejorar sensiblemente la navegabilidad.

Además de la anunciada solicitud al Gobierno y a la Junta para que elaboren, deforma consensuada con todas las partes implicadas, un plan de gestión integral del estuario, también se plantea evaluar un nuevo proyecto de dragado determinado por los resultados científicos y las nuevas técnicas que se hayan puesto en marcha. Para Gracia, el plan integral es “la llave futura para nuevas actuacioopnes de mejora del calado y de accesbilidad”.

Gracia ha negado que el abandono del proyecto tenga impacto económico alguno “porque no estaba” y ha defendido que, aunque no se hubiera producido la suspensión de las partidas presupuestarias que ha motivado este anuncio, “se hubiera dado este giro estratégico”, especialmente porque los informes científicos aportan datos que indican que es mejor optar por “intrumentalizar el comportamiento de las mareas para mejorar la operatividad”.

Ha apuntado que la mejora de la accesibilidad y navegabilidad en el Puerto de Sevilla es “permanente”, pero ha defendido que “no somos los responsables exclusivos” de la situación del río, y ha abundado en que es mejor, de cara al futuro, no hablar de “dragado”, sino de proyecto de “mejora de calado”, que puede estar definido en 2020.

WWF celebra la renuncia del puerto de Sevilla al dragado del río

La organización conservacionista WWF ha celebrado hoy que el puerto de Sevilla haya suspendido el proyecto de profundización del dragado del río Guadalquivir y ha exigido al Gobierno la “cancelación definitiva por escrito del proyecto, que impida cualquier plan futuro de dragado”.

En un comunicado, WWF ha recordado la “gran oposición” que ha recibido el proyecto de dragado desde todos los ámbitos por sus graves impactos sobre Doñana y el estuario del Guadalquivir.

“Tras tantos años de obstinación, celebramos que el puerto de Sevilla renuncie públicamente al dragado del Guadalquivir y asuma que el proyecto es inviable para la conservación del estuario y de Doñana”, ha afirmado el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

Según esta organización, tras la campaña internacional iniciada por WWF y que firmaron casi 150.000 personas de todo el mundo, el Gobierno se comprometió en diciembre ante la Unesco a no permitir el dragado de profundización del Guadalquivir.

A su juicio, el rechazo del Gobierno ha ido más allá esta semana con el anuncio de la secretaria de Estado de Medio Ambiente en el Senado de que el proyecto no recibiría “ni un solo euro” de los Presupuestos Generales del Estado.

“Es imprescindible que el rechazo del Gobierno al dragado del Guadalquivir se concrete con un acto administrativo concreto, que ponga Doñana a salvo de manera definitiva y ofrezca garantías legales de que no se permitirá ningún proyecto similar.

Un paso básico es anular la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto, del año 2003, ha apuntado Del Olmo.

Ha ofrecido al puerto de Sevilla su colaboración para trabajar en “positivo por la recuperación del estuario del Guadalquivir, que se encuentra en estado crítico” como demostró el estudio científico coordinado por el CSIC y con participación de todas las partes.

En este sentido, ha indicado que “cualquier nuevo estudio sobre el estuario pagado con dinero público debería elaborarse contando desde el principio con la comisión científica, que en su día evaluó el dragado, garantizando la transparencia y la participación”.

(Fuente: Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *