Gentes de luz

Mal que les pese a la patulea de la RAE…

Este año el Ayuntamiento de Sevilla ha colocado en escenario en la plaza de la Alameda con motivo de la celebración del día institucional de Andalucía, el 28 de febrero. El día de Andalucía es el 4 de diciembre, pero se los mutila desde la oficialidad el día verdadero con el resultado de hacernos más pobres históricamente y borrarnos de la memoria las luchas del pueblo andaluz. En fin, es sorprendente, como decía, el escenario por la leve modificación el texto del himno de Andalucía, pero con una implicación enorme. El himno de Andalucía es de origen popular, pero fue Blas Infante (otra figura que se nos diluye y se nos arrebata al pueblo desde el más podrido españolismo) quien le compuso la letra definitiva. Después, sufrió una “mínima” alteración de carácter político con el fin de hacerlo más “español”. Donde dice “España”, Blas puso “Los pueblos”:

Himno de Andalucía

La bandera blanca y verde
vuelve, tras siglos de guerra,
a decir paz y esperanza,
bajo el sol de nuestra tierra.

¡Andaluces, levantaos!
¡Pedid tierra y libertad!
¡Sea por Andalucía libre,
España y la Humanidad!

Los andaluces queremos
volver a ser lo que fuimos
hombres de luz, que a los hombres,
alma de hombres les dimos.

¡Andaluces, levantaos!
¡Pedid tierra y libertad!
¡Sea por Andalucía libre,
España y la Humanidad!

A mí lo de los pueblos me encanta. Es tan inclusivo que a alguna gente le dolía. Pero lo modificaron y ya no hay problema. Donde no me siento tan cómoda es al tener que decir andalucEs y, de hecho, en los últimos años cuando ha surgido la ocasión de cantar el himno he dicho andaluzas, con una A grande; lo que ha hecho, incluso en entornos muy revolucionarios, girar cabezas hacia mí en una mezcla de sorpresa y admiración por tal desacato. Ahora bien, lo de “hombres” era un pelín más difícil, pero igualmente excluyente. ¿Por qué lo cambiamos? ¿Por gente? ¿Por pueblos? Ay no, “pueblos” again, no.. se me olvidaba.

Desconocemos si este cambio se debe a la valentía de alguien que trabaja en el distrito Casco Antiguo de Sevilla. El caso es que la imagen muestra un fragmento de la letra del himno y se sustituye  “hombres” por “gente”.

No podemos mantener ni perpetuar más la falacia de que “hombre” es género neutro inclusivo. Porque el lenguaje sí importa y tenemos el derecho a ser nombradas. Y porque a la lengua hay que darle un empujón y estrujarla si hace falta.

La evolución lingüística es imparable, mal que les pese a la patulea de la RAE.

Fuente: https://bloqueandaluzrevsex.wordpress.com/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *