Denuncian la implicación ucraniana en sabotajes en Donetsk y Rusia

atentado

El jefe de la seguridad de la autoproclamada república de Lugansk, Leonid Pasechnik, denunció hoy la preparación por la inteligencia ucraniana de actos de sabotajes en esa región, Donetsk y Rusia. (En la foto adjunta a la noticia imagen del atentado que acabó reciemtemente con la vida del jefe militar de Lugansk, el coronel Oleg Anaschenko).

Pasechnik indicó que tras el reciente arresto de oficiales del ejército de Ucrania, éstos narraron los preparativos de atentados en suelo ruso por parte del coronel del Servicio de Seguridad de esta nación (SBU) Anatali Sandursk. Ello incluía acciones violentas contra militares en la provincia rusa de Belgorod, subrayó el funcionario rebelde.

Además, otro mayor del SBU, Pavel Bolov, también tramaba acciones terroristas en Lugansk, Donetsk y Rusia, señaló Pasechnik, quien reveló la existencia de un departamento de la seguridad ucraniana, dedicado a preparar actos contra Rusia.

De su lado, miembros del partido neofascista Cuerpo Nacional, heredero del batallón Azor, cementaron el acceso a unas de las filiales en esta nación del Sberbank ruso, aunque la dirección de ese banco afirmó que otras oficinas trabajaron sin problemas (foto inferior adjunta).

En los últimos días, la citada agrupación neofascista boicoteó instalaciones de empresas rusas, incluidos los cajeros de Sberbank, donde los radicales situaron cintillos para impedir su uso.

La exprimera ministra y dirigente del partido Babkivshina (Patria), Yulia Timoshenko, opinó, por su lado, que Ucrania está bajo un régimen de monitoreo externa, al considerar que el presidente, el Gobierno y el Banco Central (BC) son marionetas.

Sin embargo, Timoshenko se abstuvo de aclarar quien ejercía el control externo, antes de reiterar su demanda de la renuncia del primer ministro Vladimir Groisman y del jefe del BC, Valeri Gontarevoi.
El ejecutivo desmintió, por otro lado, un intento de eliminar a unos de los llamados reductos de la oposición para bloquear el paso de vagones con carbón, extraído en la república de Donetsk.

La falta de antracita proveniente de la región hullera del Donbass, donde se ubican Donetsk y Lungask, obligó al Gabinete a aplicar un régimen de emergencia de suministro energético y al cierre del segundo complejo metalúrgico ucraniano. El Donbass cuenta con las mayores minas de Ucrania a la que aportan más del 10 por ciento del carbón necesario.

Ucrania-muro-Sberbank

Grupos ultraderechistas ucranianos bloquen banco y ocupan sede administrativa

Grupos nacionalistas ultraderechistas ucranianos bloquearon hoy el acceso de empleados a la filial del banco ruso Sberbank en esta capital (foto adjunta), mientras ocuparon el edificio administrativo en la occidental región de Volinsk.

En el primer caso, después de levantar ayer una pared de concreto a la entrada de una de las oficinas de Sberbank, cerca de un centenar de radicales lanzó consignas antirrusas e impiden el acceso de los trabajadores de la filial del referido banco ruso.

Durante toda la madrugada, miembros del partido Cuerpo Nacional, heredero del neofascista batallón Azov, custodiaron la entrada al referido banco, una acción que repitieron en otras ciudades para demandar la salida de Sberbank del mercado financiero ucraniano.

En la occidental ciudad de Lutsk, unos 20 veteranos de la operación de castigo en el sureste ucraniano ocuparon la administración de la provincia de Volinsk para exigir la liberación de radicales arrestados la víspera, participantes en un bloqueo a la región del Donbass.

La vicepresidenta de la Rada Suprema (parlamento unicameral) Oksana Siroid indicó que, según el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), todos los detenidos en una operación realizada ayer fueron liberados.

Tras una operación del SBU contra el llamado reducto de Krivoi Torets, 43 radicales fueron apresados. Los ultranacionalistas boicotean el paso de vagones con carbón, extraído en las minas de las regiones de Donetsk y Lugansk, en la zona hullera del Donbass.

El SBU desmontó las barricadas que erigieron los radicales desde enero pasado en varios pasos de vía ferroviaria y carretera para la salida o entrada de mercancías a Donetsk y Lugansk, que se autoproclamaron repúblicas independientes hace tres años.

Las acciones de los ultranacionalistas causan pérdidas multimillonarias a la economía ucraniana, sin embargo, solo ahora el gobierno del presidente Piotro Poroshenko ensaya algunas medidas para finalizar el referido boicot.

Ello ocurre en medio de la presión de los ultranacionalistas que desde Volinsk amenazan con marchar a esta capital para efectuar acciones ‘más decididas’ contra las autoridades ucranianas.

La interrupción del suministro de carbón desde el Donbass a termoeléctricas en el resto de Ucrania y de coque a las fábricas metalúrgicas llevó a la racionalización del servicio eléctrico y la suspensión parcial de la producción de metales.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *