Huelva: El proyecto de Fertiberia para los fosfoyesos en fase de información pública

Fosfoyesos 1

Arranca la tramitación ambiental del proyecto, de acuerdo a la sentencia de la Audiencia Nacional. El subsecretario de Estado de Agricultura y Pesca, Alimentación, y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha anunciado este miércoles en el Congreso que el Ministerio envió el pasado día 2 de marzo al Boletín Oficial del Estado (BOE) la apertura del plazo de información pública sobre el proyecto de Fertiberia para la recuperación de las balsas de fosfoyesos en las Marismas del Tinto, en Huelva.

En respuesta a una pregunta del diputado socialista José Juan Díaz Trillo en la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, Haddad ha explicado que, de ese modo, se ha iniciado la tramitación ambiental del proyecto, “de acuerdo con lo dispuesto en el auto de la Audiencia Nacional”, de modo que, ahora, “lo que queda es que todas las administraciones que tenemos competencia en esta importante evaluación colaboremos estrechamente”.

“Le doy fe de que el Ministerio pondrá sobre la mesa todo lo necesario”, ha subrayado el responsable ministerial que durante su comparecencia en sede parlamentaria ha defendido que este departamento ha colaborado “estrechamente” con la Audiencia Nacional en la ejecución de la sentencia a Fertiberia, un proceso que -ha añadido- “no es fácil”. En ese sentido, ha rechazado que pueda considerarse que el Ministerio se ha puesto “de espaldas” al problema porque, ha incidido, “no hemos cejado de trabajar desde que la Audiencia Nacional nos requirió la colaboración”.

El responsable ministerial ha repasado algunos de los trámites de la ejecución de la sentencia y cómo en mayo de 2014, la Audiencia Nacional encomendó al departamento que dirige Isabel García Tejerina la valoración de la idoneidad del proyecto que la empresa debía presentar para la regeneración de las balsas de fosfoyesos, desde lo cual el Ministerio ha ido “puntual y periódicamente informando a la Audiencia sobre los trabajos de la empresa”, ha señalado, informa la agencia Europa Press.

De esta forma, ha explicado que desde la presentación de proyecto inicial, el Ministerio solicitó la colaboración del Instituto Geológico y Minero y de la Empresa de Gestión de Residuos Industriales para “contar con el mejor criterio técnico” y dotar a la valoración del proyecto de “una transparencia y objetividad total”.

Asimismo, Haddad ha recordado que en marzo de 2015 el Ministerio ya avanzó la “idoneidad” del proyecto presentado por Fertiberia, “siempre condicionado” a que se completara con los estudios, informes y otros aspectos que los entes mencionados consideraban necesarios. “Fertiberia ha ido completando el proyecto y estos organismos, revisando una a una las modificaciones y las nuevas aportaciones”, ha señalado.

En febrero del año pasado, la Audiencia Nacional requirió al Ministerio para que se pronunciara definitivamente sobre la idoneidad del plan de restauración y los organismos técnicos valoraron que los nuevos estudios aportados y modificaciones incluidas eran “adecuados y suficientes, si bien había que tener en cuenta determinadas consideraciones”, ha recordado el subsecretario de Estado.

Así, ha defendido que esas conclusiones son las que han llevado a que el Ministerio declare la “idoneidad” del proyecto, “si bien tendrá que recoger las consideraciones de esos dos entes”, ha subrayado el compareciente, que ha recordado que, en cualquier caso, esa declaración de idoneidad “no supone la aprobación del proyecto en sí mismo” sino que éste se somete ahora a una tramitación ambiental en la que particulares y asociaciones y administraciones públicas “podrán presentar cuantos informes, advertencias y consideraciones estimen oportuno”.

La junta dice que será “extremadamente exigente” con el proyecto

El Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha indicado que la Junta aún no ha recibido el proyecto de Fertiberia para la recuperación de las balsas de fosfoyesos, con el que avanzan que serán “extremadamente exigentes”.

En declaraciones a los periodistas en Jerez de la Frontera (Cádiz), Fiscal ha recordado que hay una sentencia de la Audiencia Nacional que obliga a Fertiberia a recuperar la marisma después de “curenta años de depositar fosfoyesos procedentes de la fábrica”, indicado que “estamos esperando a que llegue el proyecto de restauración de las balsas para pronunciarnios”, tras comprobar “esta misma mañana que no ha llegado”, ha confiado que sea “ cuanto antes para poderlo evaluar”.

Fiscal ha recordado que como se informaba este miércoles en el Congreso, el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha abierto el plazo de información pública para emitir la evaluación ambiental sobre el proyecto. El Consejero ha abundado que a la Junta lo que le corresponde es emitir una autorización ambiental unificada, que “será positiva o será negativa en función de lo que nos llegue”.

En este sentido ha comentado que “no sería el primer caso de un proyecto que depende del Gobierno Central que viene a Andalucía con una declaración de impacto ambiental positiva y que no se autorice al observar nuestros técnicos que no cumple todas las garantías o que colisiona con alguna norma” poniendo como ejemplo de ello el proyecto de Gas Natural en el entorno de Doñana.

Finalmente, Fiscal ha incidido en que el deseo de la Junta es que “nos llegue el proyecto cuanto antes y lo podamos evaluar” recalcando que serán “extremadamente exigentes para que no se dé un paso en falso” y para que “la recuperación de las marismas satisfaga a los ciudadanos de Huelva, que demandan, con toda la razón, que se recupere una zona esencial para la ciudad”.
fosfoyesos 2

Mesa de la Ría tacha de “cinismo” que AIQB defienda el proyecto

Por otro lado, Mesa de la Ría ha criticado lo que considera “cinismo” de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (AIQBE), la patronal del Polo Químico, “empeñada en defender un proyecto que ha sido unánimemente rechazado por todos los agentes políticos y sociales de la ciudad, y contra el que la propia ciudadanía se ha posicionado masivamente en contra en numerosas manifestaciones y movilizaciones, así como en la recogida de más de 20.000 firmas promovida por este colectivo”.

Del mismo modo, desde Mesa de la Ría qhan querido recordad al presidente de AIQBE, que el proyecto que defiende “es incompatible con el ordenamiento urbanístico de la ciudad” (tal y como consta en un informe emitido por el Ayuntamiento y aportado por Mesa de la Ría a la Audiencia Nacional), con lo que consideran que “se podría afirmar que están defendiendo un proyecto ilegal, pues éste incumple lo preceptuado en la Ley 7/2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, cuando establece los requisitos necesarios para poder obtener la pertinente Autorización Ambiental Integrada”.

Según denuncia el colectivo onubense, el proyecto que “corporativamente” defiende AIQBE “supondría la pérdida definitiva e irremediable de una gran parte de nuestros espacios naturales, tanto para nuestra generación como para las venideras, e impediría que Huelva pudiera ver cumplido su objetivo de llegar a ser una ciudad integrada en la naturaleza, limítrofe con lugares de interés comunitario y reserva de la biosfera, y que por consiguiente se perdería la oportunidad de poder dar a conocer la marca Huelva como la de una ciudad respetuosa e integrada en el entorno natural”.

Desde Mesa de la Ría han querido señalar que “la propia Audiencia Nacional ha cuestionado la validez del proyecto de enterrado de los fosfoyesos, por lo que ha instado a la Administración Autonómica a que tramite la correspondiente Autorización Ambiental Integrada, solicitud que aún no ha sido ni siquiera presentada por Fertiberia, con lo que difícilmente se puede responsabilizar a otra causa, distinta a la dejadez de su propia asociada Fertiberia, el motivo por el que dicho procedimiento no avance, tal y como denunciaba el Presidente de AIQBE en unas recientes declaraciones”.

Mesa de la Ría ha querido transmitir a la ciudadanía que “de ningún modo va a permitir un proyecto de restauración de la marisma destruida por los fosfoyesos que no suponga una devolución de ésta a su estado natural”. Para ello, asegura que seguirá trabajando en todos los frentes judiciales, administrativos, políticos y sociales, tanto nacionales como internacionales, “hasta lograr que se consiga ese objetivo”.

La descontaminación de las 1200 hectáreas de marisma destruidas, apuntan, “supondría una importante fuente de generación de empleo, además de llevar aparejada una mejora sustancial en la salud de la ciudadanía de Huelva por la consiguiente eliminación de un inmenso foco contaminante ubicado a escasos metros de la ciudad. Huelva debe ser pionera y referente mundial en la recuperación de espacios degradados, y hacia ese objetivo dirigiremos todos nuestros esfuerzos”, han finalizado.

Cobra fuerza otro plan: convertirlos en otro material y sacarlos en venta

En los últimos días está cobrando fuerza un plan alternativo en el que se dan dos diferencias sustanciales respecto al anterior. La primera es que se contempla el traslado de los fosfoyesos, la gran aspiración de la ciudad, pero la segunda, y no menos importante, es que los fosfoyesos serían trasladados no como residuos radioactivos, sino convertidos previamente en otro material que sería vendible como materia prima para diversos usos industriales, lo que a su vez dejaría importantes beneficios económicos en Huelva.

La fórmula ya ha sido patentada y sería llevada a cabo por Captura CO2, formada por un grupo de investigadores y expertos andaluces liderado por los profesores Alberto Sánchez, de la Universidad de Cádiz, y Luis María Esquivias Fedriani, de la Universidad de Sevilla. Su propuesta supondría la eliminación de los fosfoyesos y recuperación de la marisma mediante la transformación del residuo en calcita y sulfato sódico, dos componentes que pueden dedicarse a varios usos industriales.

Esta posible solución ya era conocida por el comité de expertos al que la Mesa de los Fosfoyesos encargó que estudiara si existen alternativas al plan de enterrado presentado por Fertiberia. Sin ambargo, la propuesta cobra fuerza estos días, hasta tal punto que, según ha podido saber el diariodehuelva.es, el próximo miércoles 15 de marzo se producirá un encuentro entre uno de los responsables del proyecto, Luis María Esquivias, y representantes del comité de expertos y de todas las instituciones públicas onubenses, además de los grupos políticos municipales del Ayuntamiento de Huelva.

El encuentro, que tendrá lugar en la Casa Colón, ha sido organizado por el arquitecto onubense Alfonso Aramburu, encargado de traer a Huelva al citado investigador para que analice su proyecto con los miembros del comité de expertos. Aramburu también ha convocado a los representantes institucionales y de los agentes sociales y económicos onubenses, como el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, la subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos, el presidente de la Federación Onubense de Empresarios, José Luis García Palacios, o el presidente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (Aiqbe) de Huelva, José Antonio Agüera.

El socio fundador de Captura CO2, Francisco Rama, destacó recientemente que este proyecto convertiría un residuo tóxico en “una mina a cielo abierto para transformarlo en algo comercializable”, al tiempo que subrayó que es una solución “absolutamente rentable y ecológica”. Según ha podido saber este periódico, los expertos calculan que esta fórmula podría generar hasta 7.000 millones de euros de beneficio en unos 30 años, tiempo que se tardaría en trasladar todo el material depositado en las Marismas de Mendaña.

(Fuentes: Diario de Huelva / Huelva 24H / Huelva Ya / Huelva Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *