Granada: La Junta de Andalucía adjudica la vigilancia del Metro a PROSEGUR, empresa denunciada en varios países por violar los derechos humanos

Privatizacion metro

De nuevo el Metro de Granada vuelve a ser noticia por la torpe gestión de la Agencia de Obra Pública de la Consejería de Vivienda y Fomento dirigida por Felipe López García y responsabilidad, en última instancia, de Susana Díaz.

Si hace unos días denunciábamos en La Otra Andalucía (ver aquí) la adjudicación de un contrato de vigilancia de cocheras a Levantina de Seguridad SL (vinculada con la extrema derecha española y en concreto con el partido España 2000) ahora nos encontramos de nuevo con “otro lunar” en la externalización previa a la privatización del Metro. Se trata de la adjudicación a PROSEGUR ESPAÑA SL del servicio de seguridad y vigilancia del Metro de Granada por un importe de 2.160.821,93 € tal y como se puede ver en la página de contratación de la Junta (pinchar aquí para ver).

PROSEGUR ESPAÑA SL y la dictadura argentina

En los años 70 un empresario argentino, Amadeo Francisco Juncadella, vinculado con la dictadura argentina funda PROSEGUR. En 1979 PROSEGUR compra las acciones de la empresa argentina Sociedad Anónima de Servicios de Seguridad (SASS), dedicada a seguridad y el trasporte de caudales. SASS había sido fundada en el año 1976 por el ex ministro argentino Lopez Rega (fundador de la Alianza Anticomunista Argentina y ministro de Bienestar Social) convirtiéndose en la primera empresa de su ramo.

Tal y como afirma el portal Rompamos el Silencio (pinchar aquí para ver) Gut se trasladó a España en 1975, enviado por Juncadella con el encargo de crear un filial española de la empresa, estableciendo contacto con empresarios españoles como Mario Conde. PROSEGUR ESPAÑA SL nace en España tres semanas después del golpe militar en Argentina, integrada, además de por su presidente Gut, por importantes representantes del franquismo y de la banca (Rogelio Guillaumez, testafero de la Banca March y Leopoldo Rodes Castañes, representante de la agencia de publicidad noteamericana BBDO). En su origen PROSEGUR ESPAÑA SL, fue creación de Juncadella, pero desde el principio, el presidente de esta empresa fue un antiguo compañero suyo de trabajo: Herberto Juan Gut Beltramo, que llegó a Juncadella después de haber sido empleado de varias empresas proveedoras de armamentos de la Armada y el Ejército argentinos.

A PROSEGUR estarán vinculados importantes personajes del gobierno de Adolfo Suarez, entre ellos el Ministro de Interior Martín Villa, perteneciente al ala dura de la UCD. Durante esos años la empresa realizó importantes contratos comerciales avalados por el propio ministerio.

En 1982,es nombrado presidente de PROSEGUR Rafael Arias Salgado, quien por aquellos años era Ministro de la Administración territorial, muy ligado también, como Martín Villa, al presidente Adolfo Suarez.

Durante los primeros años Gut se mantuvo como accionista minoritario de la empresa, pero en 1982, consigue arrebatar a Juncadella el control de PROSEGUR. Es entonces cuando firma un contrato de seguridad con Juan Abelló y Mario Conde, pasando a ocuparse en 1983 de la seguridad del banquero y de todas las filiales de la empresa de Abelló (Antibióticos), con la que más tarde se harían Conde y Gut.

Ya entonces PROSEGUR era sospechosa de evasiones multimillonarias de dinero. De hecho, el gobierno socialista encargó una investigación a la agencia norteamericana Kroll Asociates, cuyo informe hace referencia a las vinculaciones de Conde con Argentina y el lavado de dinero procedente de operaciones de droga y armamentos.

El 31 de mayo de 1997 Gut, muere  en un accidente de tráfico. Para entonces, este señor también era el vicepresidente de la empresa Argentina Prosegur Protección Activa SA, firma que se había instalado entre 1995 y 1996 en los cuatro países de MERCOSUR y obtenido un considerable contrato para modernizar y mantener los equipos de comunicaciones de la SIDE (servicio de inteligencia argentino), y de las policías federal y bonaerense. En el momento de su muerte, el empresario figuraba en una lista de testigos que el juez Garzón tenía previsto convocar por una denuncia según la cual, ex altos jefes militares de la última dictadura habían constituido una red de empresas argentinas y españolas a modo de retaguardia financiera, según informaron entonces fuentes judiciales españolas.

PROSEGUR: lo contrario a la seguridad para los usuarios del metro de Madrid y para sus trabajadores en América

PROSEGUR ha sido objeto de denuncias por violación de derechos humanos y laborales ante el gobierno español en varias ocasiones por parte de UNI Global Union. UNI Global Union, con sede en Nyon, Suiza, representa a más de 20 millones de trabajadores de más de 900 sindicatos del sector de capacidades y servicios.

Esta unión mundial de sindicatos presentó en noviembre de 2013 una queja ante el gobierno español en Madrid contra Prosegur, el gigante de la seguridad privada, en la que se enumera una serie de violaciones persistentes de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales en América Latina. La queja se centra en cuatro países (Brasil, Colombia, Perú y Paraguay) y cita numerosos ejemplos de discriminación de afiliados a sindicatos. Describe cómo los miembros de sindicatos han sido discriminados sistemáticamente en materia de salarios y se les ha privado de contratos permanentes. La queja contiene pruebas de convenios colectivos falsos, acoso y represalias contra dirigentes sindicales y despido de trabajadores que formaron sindicatos y participaron en huelgas legales.

Y PROSEGUR no sólo ha sido denunciada por violar derechos fundamentales en América Latina. En la actualidad participa de la Unión Temporal de Empresas (integrado por SICE -Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, una filial de la constructora ACS- y Prosegur) que tiene contratada, por 132,5 millones de euros y un período de diez años, la protección del Metro de Madrid. En diversas ocasiones los agentes de PROSEGUR ESPAÑA SL han sido denunciados por agresiones sufridas por usuarios del metro (pinchar aquí, aquí o también aquí para ver).

Carlos Ríos para La Otra Andalucía.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *