Respuesta a ”Las mujeres libres no se meten a putas”

Respuesta de Ariadna Riley (cofundadora del Colectivo de Prostitutas de Sevilla) al artículo ”Las mujeres libres no se meten a putas” de Raul Solís.

Y no le falta razón teniendo en cuenta que las mujeres libres no existimos; véase madres solteras, mujeres desempleadas o culpándose por estar fuera de casa muchas horas por trabajo sintiendo que tiene a sus hijes desatendidos porque la prioridad es cobrar para darles de comer por un sueldo inferior al que cobra su compañero, quien por el contrario ni se ha planteado que le falte tiempo de atender a sus hijos porque para eso ”ya está la madre” o la abuela. Esa mujer libre…..

Insisto en que, en mi caso, siempre he preferido ser puta a limpiar escaleras, ser camarera de hotel… en definitiva limpiar mierda ajena. 
Para mí la ecuación siempre había sido bien sencilla: Cobrar una miseria la hora, destrozarte las manos, las espalda, terminar con síndrome del túnel carpiano…. No es lo mío. Llámeme clasista.
Esto al parecer contradice el mantra ”ninguna mujer nace para puta”. Es posible que yo no naciera para puta pero desde luego no para limpiarle a nadie.

Después de conocer a varias compañeras de calle, he comprendido que no es mi ”puesto privilegiado” el que me ha llevado a esa conclusión.
Ya que empezamos a ser demasiadas las que concebimos nuestro trabajo como rentable frente al sistema patriarcal en el que nos hallamos sometidas.

Como puta nunca he sentido que ningún cliente tenga derecho a penetrarme y humillarme. De hecho, no lo he padecido en once años. Siendo muchas más las veces en las que me haya podido ver envuelta en situaciones denigrantes con respecto a varones y absolutamente siempre ha sido sin pacto monetario de por medio.
No somos ni más ni menos felices que otras trabajadoras de otros sectores, simplemente somos eso…mujeres trabajadoras; con nuestros límites, nuestros horarios, nuestros controles sanitarios…

Me gustaría saber, señor Solís, si en su libro ‘La doble transición’ aparte de retratar a esas valientes mujeres transexuales que DECIDIERON dedicarse a la prostitución, las cuales nunca le dijeron que eligieran ese trabajo porque eran libres, también dice que esas mismas mujeres querrían derechos laborales, sanitarios, jurídicos y jubilaciones dignas para sus compañeras, (ya que sin esa salida en ese momento, ninguna de ellas habría sobrevivido). Las mismas que a día de hoy nos vemos desamparadas, juzgadas, humilladas y marginadas por tantes abolicionistas de izquierdas, incluído varones blancos, occidentales y privilegiados como usted.

Resulta muy rastrero tener que leer que, según usted, los sindicatos, colectivos, mujeres políticas, etc que se posicionan a favor de los derechos de las trabajadoras sexuales están ”a favor de la prostitución” porque, según sus palabras, ”meterse a puta es lo guay, lo transgresor, lo sexy”….
Con estas palabras, además de demostrar su misoginia, deja muy en evidencia su ya más que sabida ignorancia acerca de las bases del pensamiento pro-sex; que no es más que la lucha por la defensa de los derechos humanos de lxs trabajadorxs (mujeres y hombres de todas las identidades y orientaciones sexuales) y en concreto por asegurar los derechos mínimos de mujeres que ejercen para salir de unas situación límites como víctimas de violencia de género que deciden ejercer para poder llevar una vida digna solas o junto a sus hijes lejos de tener que acostarse cada noche con quien la maltrata delante de menores a cambio de comida y techo. Eso es humillación física y psíquica, no pactar un servicio con una persona.

Y profundizando acerca de la violencia de género, curiosamente señor, no lo he visto denunciar ni siquiera mencionar lo indignante que supone que hijes de prostitutas asesinadas no tengan derecho a pensión por orfandad y no se considere víctima de violencia de género.
Al parecer, hay que soportar palizas e ir con la cabeza agachada molida de palos esperando meses una cita con asuntos sociales antes que decidir romper con esa situación respaldada en unos derechos mínimos que les garantice empoderarse y llevar una vida lo más digna posible dentro de este sistema capitalista y patriarcal.

”Ahora habrá quien me diga, porque ya conozco el discurso guay de los pro-prostitución, que tenemos que dejar a las prostitutas que hablen. Se refieren a las prostitutas que hacen de portavoces de los proxenetas,que montan asociaciones y sindicatos financiados por los empresarios de los locales de alterne para blanquear una actividad criminal que destroza a las mujeres, que las usa y cuando dejan de parecer niñas las envían a los márgenes de la industria del sexo o directamente al mundo de las adicciones para soportar la dureza de un mundo cruel como el de la prostitución.”

Y después de esta lindeza, mostrando al mundo su misoginia, acusando a mis compañeras y a mi de ser portavoces de proxenetas y montar asociaciones y sindicatos financiadas por empresarios de locales de alterne, señor mío, nos lo va a tener que demostrar en los tribunales.
No le voy a contar mi vida porque no vaya a ser que se lucre también de la voz de una puta en su nuevo libro (a ver quién es el proxeneta), pero empecé en este trabajo sola por ELECCIÓN PROPIA a los 19 años, acabo de cumplir 31 y a estas alturas de mi vida no voy a permitir que un señor demagogo como usted haga estas declaraciones sin responsabilizarse de sus palabras.

Sin más que añadir.

Nos veremos pronto.

Besitos de puta.

Ariadna Riley

También te podría gustar...