Ni talegos, ni Talegón

Este año no pude ir a Bilbo para estar presente en las distintas movilizaciones por los presos. Prácticamente todos los años me acerco a Bilbo y participo en las distintas marchas pero este año por motivos personales me fue imposible ir.

Pasaré de puntillas por el hecho de que la manifestación convocada por Sare, año tras año, ha ido perdiendo contenido reivindicativo, hasta quedarse en una simple defensa de Derechos Humanos (que por supuesto hay que defender) y “paz”, así en abstracto (¿¿Qué paz defendemos?? ¿¿La paz de los vencidos?? ¿¿La “pax romana”??).

Pasaré también de puntillas, porque ya se ha hablado mucho del tema , por el hecho de que el portavoz de Sare fuera Consejero de justicia en la era Ibarretxe, callando mientras cientos de jóvenes vascos eran detenidos por la Ertzantza, denunciando torturas durante sus detenciones.

Ni si quiera voy a entrar en el hecho de que el cartel de la convocatoria parezca más bien el catálogo de invierno del PRIMARK que una manifestación en apoyo a los presos políticos.

Pero lo que no acepto, con lo que no me puedo callar, es que se cuente con una persona como Beatriz Talegón para leer el comunicado final de la marcha.

Una persona que viene de un partido como el PSOE, creador de la guerra sucia, de la dispersión, un partido que ha robado elecciones mediante putxerazo electoral para poner de lehendakari a Patxi López, un partido que ha ilegalizado más candidaturas electorales vascas que el mismísimo PP…

Se podrá argumentar que ya no está en el PSOE, que la gente tiene derecho a equivocarse, a cambiar… Y hasta podría ser verdad. Pero no hay más que ver su trayectoria en estos últimos años.

Escribía en ese panfleto fascista dirigido por Eduardo Inda, OKdiario. Además, en los últimos tiempos la hemos visto hacer declaraciones como esta: “Rivera parece el candidato más sensato; Sánchez e Iglesias han perdido el norte” , o como esta otra, hace apenas unos meses “Es tiempo de volver al PSOE”, nos dan a entender que esta chica parece estar buscando su espacio porque no tiene donde caerse muerta. Así que parece que ahora está buscando pescar por este otro lado de la orilla del río.  Sólo así se entiende su participación en actos de ERC durante las últimas elecciones catalanas  o su intervención ayer en la marcha de Sare.

Hace poco más de dos años , Talegón ingresó en el partido “X La Izquierda” creado por Gaspar Llamazares y BALTASAR GARZÓN. Sí, han leído bien, BALTASAR GARZÓN, el azote del independentismo, el juez que miraba hacia otro lado ante las denuncias de tortura de cientos de militantes vascos, el impulsor de la teoría del “todo es ETA” y de macrosumarios como el 18/98, por el cuál decenas de personas ingresaron en prisión.  La jugada no le salió bien y al poco tiempo abandonó la formación tras una lucha de egos con los otros dos personajes.

Se nos dice que “hay que sumar” o que “tenemos que ser muchos” y yo pregunto ¿Sumar a cualquier precio?  ¿No hay límites en esto de “sumar”?  Si yo fuera una persona presa por motivos políticos,si yo estuviera “en el talego”, me parecería un insulto llevar a la Talegón, a un personaje con ese currículum,  a hablar de los derechos de las presas políticas. Un escupitajo en toda la cara, y lo peor es que no viene de los fascistas, ni de los medios de la ultraderecha, ni de los jueces, ni de la policía… lo peor es que viene de los que supuestamente son “los tuyos”.

Por último, y para que no haya malos entendidos, quiero expresar mi  más absoluto respeto a tod@s l@s participantes en la marcha. Que nadie se tome esto como un ataque a las decenas de miles de personas que participaron como todos los años en aquella marcha. Nada más lejos de mi intención. Aún siendo muy crítico con los postulados de Sare, he seguido participando en la manifestación año tras año, porque la fuerza que se ve en dicha manifestación es un patrimonio del pueblo vasco, no de ninguna organización ni de ningún partido político. Esas columnas de familiares de represaliad@s, esas furgonetas de Mirentxin, esas pancartas, esos gritos… Es un patrimonio de tod@s nosotr@s. Aún se me sigue poniendo la carne de gallina en esa movilización, aunque pueda ser muy crítico (y de hecho, lo soy) con la organización convocante.

Pero de la misma manera que expreso mi más absoluto respeto, llamo también a reflexionar ¿A dónde vamos? ¿De verdad tenemos que “sumar” sin importar a quien sumamos? Puedo aceptar que mucha gente crea eso de que cuantos más seamos mejor, pero que para ser más dejemos por el camino casi todas nuestras reivindicaciones, que invitemos a leer nuestros comunicados a gente que hasta hace dos días estaba en el núcleo duro del régimen y de los partidos que lo sostienen… no me convence.  Me parece contraproducente a la par que decepcionante.

Ni talegos, ni Talegón!!

(Fuente: La Haine / Autor: Gorka Uriz. Militante de Herritar Batasuna – Nafarroa)

También te podría gustar...