Luchar por la Amnistía

“Tengo suficiente espíritu por otros mil años o más. Incluso aquí, en prisión, veo como arde la llama eterna: la llama de mi corazón y el corazón de mis compañer@s que sufren tormentos aquí.”

Este párrafo pertenece a los diarios de prisión del polaco Félix Dzerzhinski, preso político bolchevique durante 11 años en los comienzos del siglo pasado.

Yo no lo conocía, ni tampoco los fragmentos de su diario, hasta que hace poco un compañero me lo envió. Testimonio, como hay miles de ellos, de dignidad, de coherencia, y de compromiso de tant@s militantes revolucionari@s que han pasado y pasan por las mazmorras de los estados y de las clases opresoras.

Lo singular de esta pequeña anécdota es que aunque el compañero que me lo envió, lo hizo desde su casa, la cuenta atrás para su encarcelamiento ya está en marcha, y su futuro rima con cárcel, y él podría pasar a formar parte de la larga lista de presxs politicxs en el Estado español. Él se lo ha “buscado” por plasmar en sus letras una idea, la loca idea de la resistencia, de la lucha, de la revuelta contra el fascismo y la opresión, porque no le da la gana de vivir como un borrego, porque no ha elegido la genuflexión ante el verdugo como opción de vida, porque no quiere pasar por la vida con los ojos y la boca cerrados, y porque la armadura de la coherencia y la dignidad la ha llevado puesta hasta delante de los jueces que le han condenado, dando así un ejemplo en estos tiempos tan escasos de ellos.

Por todo ello un fuerte abrazo compañero, no estás solo, como no lo estamos ningunx de nosotrxs gracias a gente como tú. Venceremos!!!.

Hoy, Día Internacional del Pres@ Polític@, fecha usada para difundir un grito conjunto de tod@s aquell@s que formamos parte de ese grupo de militantes privados de libertad. Pero no el único, si no otro día más para luchar y reivindicar. Centrándonos en este 17 de Abril, decir que hoy cientos de personas están presxs por motivos políticos en el Estado español. L@s cuáles hoy serán recontados 2 o 3 veces, que harán cola 3 veces en el comedor, o les abrirán las puertas de sus celdas para darles de comer entre barrotes si están en los módulos de aislamiento. Que tendrán contadas las horas en las que pueden hablar, pasear o hacer deporte con sus compañeros, o, no, porque algun@s afrontarán este día solos o no acompañado por los que uno quiere, sin poder hablar o relacionarse en euskara. Que harán alguna llamada de 5 minutos con su gente, eso sí autorizado de antemano por IIPP.

Que la gran mayoría se despertará y acostará hoy a cientos de kilómetros de su tierra, algunos mirarán por la ventana y verán primero unos barrotes, detrás un reja metálica y a 4 o 5 metros un muro de otros tantos metros de altura, decorado con alambre de espino. Si recuerdas lo que has soñado la noche pasada, será algo de “dentro”, algo en donde te das cuenta que no estás libre, porque hasta los sueños están condicionados. Muchos pensarán en la próxima visita del fin de semana, es martes, por lo tanto pronto para ponerse nervioso por el viaje de los familiares, algunos que no han visto en años porque están mayores o impedidos para hacer tantos kilómetros. A algún@s no les ha desaparecido esa enfermedad que les está matando poco a poco, que les está condicionando el día a día…, otro 17 de Abril, para algún@s serán más de 10, 20, incluso 30 “17 de Abril”, pero también de los demás días del año, el paso del tiempo no para.

Del 17 de Abril del año pasado a este, han muerto 2 presos políticos vascos en prisión, uno de ellos en su celda, otro en el patio. También ha habido compañer@s que han perdido familiares y amigos, de es@s que están condenad@s a hacer miles de kilómetros para poder vernos. Ha habido accidentes de tráfico en los viajes, familiares que se han quedado en las puertas de la cárcel por decisiones arbitrarias o por mostrar posturas dignas frente a los intentos de humillación.

Todo esto y más forma parte de la política penitenciaria y las leyes de excepción que aplican al pres@ polític@ por una vida comprometida con sus ideas, ideas que hacen daño al sistema que rige este y los demás estados burgueses y capitalistas, en donde la represión es la principal arma contra el rebelde, contra el pobre y contra el diferente. Por lógica el pres@ polític@ no puede ser un preso modelo, nunca hemos sido considerados por los Estados como ejemplos de lo que tiene que ser un “interno”, ni incluso un “buen ciudadano”. No por nuestro mal comportamiento sino, por ejemplo, por nuestra visión crítica de esta, u otra, política penitenciaria, la cual se basa en oprimir, humillar, buscar nuestra insolidaridad y no implicación en política y también en dispersarnos, aislarnos y mostrarnos el camino de la asimilación de sus normas, leyes y versiones, así como del arrepentimiento de lo que fuimos y somos, como forma de chantaje. Y esto cada día, no solo cada 17 de Abril.

La etiqueta de pres@ polític@ no es gratuita, implica muchas cosas, la principal es que somos militantes políticos comprometid@s a l@s que se nos reprime por ello, y también por ello debemos mostrar nuestra implicación y responsabilidad en la lucha contra esa opresión y a favor de nuestros derechos como pres@s y militantes en la lucha por la consecución de unos objetivos, lo que nos trajo aquí y nos hace vivir diariamente lo que vivimos.

La esencia del preso político tiene que ser revolucionaria, por lo tanto solidaria y combativa, tenemos que enfrentarnos a los problemas de forma colectiva, esta es nuestra gran fuerza y el temor del enemigo, y solo de esta manera se resiste y se avanza, lo contrario, el camino individual, no es el efectivo, no es el adecuado para que l@s militantes polític@s lo transiten.

Tampoco se puede considerar un tipo de lucha, esto es entendible tanto a la hora de afrontar un conflicto en una fábrica, como en otro conflicto político. Esta práctica egoísta solo podría aportar beneficios individuales, pero es nula e incluso contraproducente para los objetivos comunes. Y no se pueden ver como formas de lucha las dinámicas de despolitización del pres@ polític@ y sus actos, ni tampoco la asimilación de las leyes y versiones del enemigo. Este tipo de acciones están dentro de estrategias que nada tienen que ver con la imagen histórica del pres@ polític@, la cual hoy se reivindica de manera internacional, y de las exigencias que hoy más que nunca toman un eco especial.

Es la lucha por la Amnistía la que tiene que vertebrar la acción de l@s pres@s polític@s y la de las organizaciones que luchan en ese ámbito , cualquier planteamiento que no lo tenga en cuenta no es válido, sobre todo cuando en la acción desaparece esa reivindicación ya que es ella, la práctica, la que valida todo el conjunto. Difícil de entender pues, la existencia de pres@s polític@s y a la vez la desaparición de la lucha por la Amnistía, validar esto es empujar al abismo lo que fuimos y somos, es reforzar la postura del enemigo, del opresor.

Todo método de lucha tiene su análisis, su teoría y su puesta en práctica, la guía para la acción que da vida a cualquier estrategia, imprescindible su aplicación para avanzar por el camino idóneo usando las formas de lucha y protesta necesarias para acercarnos en cada paso a nuestros objetivos. La liquidación de la Amnistía como objetivo estratégico en la practica apunta a un análisis y una teoría errónea , en donde el sujeto del pres@ polític@ pierde su esencia, es decir, la desaparición de la Amnistía en la praxis es la desaparición de la figura de pres@s polític@s.

De tod@s depende mantener viva e intacta nuestra esencia, nuestra naturaleza, de esta forma nuestras acciones si aportarán en el camino por la lucha de los objetivos que tenemos. No nos emanciparemos como pueblo y como clase invirtiendo la realidad, dando terreno al opresor ocupante, buscando atajos a ninguna parte. Esto es un conflicto político, somos militantes políticos y nuestra lucha ha sido, es y será política.

Hoy, como todos los días, el grito más sonoro tiene que ser el de la Amnistía, tiene que ser el de la denuncia de las leyes de excepción que nos aplican por ser militantes políticos incómodos para el sistema, y tiene que ser el de la solidaridad, el colectivismo, la dignidad y la coherencia.

Para acabar, un fuerte abrazo revolucionario para tod@s l@s pres@s polític@s, anarquistas, comunistas, catalán@s, galleg@s, vasc@s, andaluces, colombian@s, irlandés@s, palestin@s, saharauis, mapuches…

 

Mucha fuerza y resistencia. Venceremos!!!

Ezina ekinez egina!!!

Presoak kalera, Amnistia osoa!!!

 

Córdoba 17 de Abril de 2018

(Fuente: Resumen Latinoamericano / Autor: Jon Kepa Preciado*)

* Preso político vasco encarcelado en la prisión de Córdoba

 

También te podría gustar...