Olula del Río: Concentración contra el maltrato institucional

Cuando:
15 noviembre, 2019 a las 17:00 – 18:30
2019-11-15T17:00:00+01:00
2019-11-15T18:30:00+01:00
Precio:
Gratis

María Navarro Ortega está angustiada, y no por las enfermedades que le aquejan, sino porque a dos años de la jubilación, el Ayuntamiento de Olula del Río en el que venía prestando sus servicios estos últimos 16 años, ha decidido no volver a contratarla a pesar de habérselo prometido.

María ha hecho llegar a Noticias de Almería que es auxiliar de clínica y que el tribunal médico la ha declarado incapacitada para el trabajo que venía desempeñando, que era atender a personas mayores en el centro de día, pero es perfectamente capaz de realizar otras labores. Tiene artrosis y artritis, y a consecuencia de estas dolencias también padece una enfermedad degenerativa en la vista, según cuenta ella misma.

María explica que al verse en ese estado durante los últimos años, “le comuniqué a mi empresa, que es el Ayuntamiento” que “no tenía fuerzas y que por favor me reubicaran en otro sitio”, hasta el punto de que “fui empeorando, empeorando” y tras pasar el tribunal médico ha estado nueve meses de baja.

Pero como quería seguir trabajando, María habló en distintas ocasiones con el alcalde, Antonio Pascual (PP), de lo que hay distintos testigos –ediles e incluso el interventor-, y el primero edil “siempre” se comprometió a volver a contratarla en un puesto de trabajo ajustado a sus nuevas capacidades, “que estuviese tranquila, que dependiendo de lo que el tribunal me dijera, ellos me ayudarían”.

María explica que eso no ha ocurrido, que la han “engañado”, y que aunque ahora puede cobrar un plus por su enfermedad, ella lo que reclama es volver a trabajar. “Yo he confiado en ellos, y hasta me dijeron la última vez que tenían un puesto adaptado a mis posibilidades”.

“La última vez le dije, Antonio (por el alcalde), por favor dime cómo está mi situación, si me vais a ubicar en otro sitio, quiero una respuesta, que no puedo seguir viniendo al Ayuntamiento todos los días, que estoy enferma, que quiero un trabajo adaptado a mis necesidades hasta que me jubile, y la respuesta fue que no tenían nada, que no podían hacer nada”.

María ha decidido acudir todos los días, de 9:00 horas a 15:00 horas al Ayuntamiento para reclamar lo que considera justo, un puesto de trabajo en su empresa de los últimos 16 años adaptado a sus capacidades.

Fuente: www.noticiasdealmeria.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *